Canadá

Informe 2016

Implementing the 2030 Agenda after a decade of unsustainable policies

Canada’s newly-elected federal Liberal government has committed to working towards achieving the goals set out in the 2030 Agenda “both at home and abroad.” However, the government inherits a country that has been profoundly shaped by the conservative economic and social policies of the past decade. The new government will have to overcome the challenges posed by a much-diminished federal government, social and income inequality, and an economy based on growing wealth rather than wages in order to deliver on its commitment to achieving the Sustainable Development Goals.

BCI & GEI 2011
noticias

El gobierno federal liberal recientemente electo en Canadá se ha comprometido a trabajar para alcanzar los objetivos establecidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible "tanto en casa como en el extranjero”, pero hereda un país moldeado profundamente por las políticas económicas y sociales conservadores de la década pasada, y tendrá que superar los retos planteados por un muy mermado gobierno federal, desigualdad social y de ingresos, y una economía basada en el crecimiento de la riqueza en lugar de los salarios con el fin de cumplir con su compromiso de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Aunque en marcado contraste con su antecesor conservador, el actual gobierno se ha comprometido a reanudar el gasto deficitario, el gasto del plan federal se mantienen en un mínimo histórico: se sitúa en el 13 por ciento del PIB, su nivel más bajo en los últimos 60 años.

Las mujeres canadienses ocupan el 18% de los puestos de trabajo en el sector extractivo y el 12% de los empleos en la construcción. Las mujeres que trabajan en las industrias de petróleo y gas experimentan una de las mayores brechas salariales entre industrias-con sueldos que son el 63% de sus pares masculinos. En la minería, la brecha salarial es 66%.

Gustave Assah.

Los participantes de la reunión de la sociedad civil sobre estrategias en monitoreo y cabildeo organizada por Social Watch en Montevideo el pasado mes de febrero cuentan como trabajan y como su trabajo se relaciona con la enorme tarea de hacer responsables a los poderosos. Vea aquí lo que dijeron.

Un estudio publicado por el Canadian Centre for Policy Alternatives (CCPA) dice que el progreso en la eliminación de la violencia contra las mujeres en Canadá se ha detenido por la ausencia de una política coherente a nivel nacional y falta de información sobre los niveles de la violencia.

"La dificultad para recopilar datos sobre la violencia contra las mujeres ha sido una barrera para progresar en ponerle fin a la violencia", dice la autora del estudio Kate McInturff, investigadora asociada de CCPA e integrante del Comité Coordinador de Social Watch. "Sin embargo, los datos que existen nos dicen claramente tres cosas: el problema es grande, tiene un costo alto, y estamos haciendo poco o ningún progreso para poner fin a la misma."

Esperando por una comida
en Nueva Brunswick.
(Foto: OldMaison.)

El principal fin de la política económica de Canadá es la reducción de la deuda y del déficit. El medio para lograrlo incluye recortes en el gasto en infraestructura social, el empleo en el sector público y las instituciones de salud y de bienestar que antes ubicaban al país a la cabeza en la mayoría de las mediciones internacionales.

El gobierno continua retirando financiamiento a las organizaciones de la sociedad civil e instituciones de investigación que miden la eficacia de las políticas gubernamentales y ofrecen alternativas.

En el ámbito internacional, Canadá ha defendido las medidas de austeridad para los países que enfrentan crisis económica, la ayuda exterior está en declive, mientras que el gobierno critica a las instituciones multilaterales por el aumento en la cooperación internacional.

Los impactos de los recortes se están volviendo evidentes en tanto crece la desigualdad. Este era el momento oportuno para cerrar la brecha en Canadá. La mayoría de los ingresos de la asistencia social continúan por debajo de la tasa de bajos ingresos y la tasa de pobreza general es de 9%. Sin embargo, sigue afectando desproporcionadamente a las mujeres, los pueblos indígenas y las personas con discapacidad.

Armine Yalnizyan. (Foto: CCPA)

El cierre en Peterborough, Canadá, de una fábrica de la mayor cadena de heladerías del mundo, Baskin-Robbins, es una demostración más de cómo la economía global incide en las economías locales, sobre todo en el empleo y en los salarios, según explica en una columna para el diario The Globe and Mail de Toronto Armine Yalnizyan, principal economista del Centro Canadiense para las Políticas Alternativas (CCPA).

Entre 2008 y 2010, en plena crisis financiera, el gobierno canadiense aseguraba que los bancos nacionales eran muy estables y no necesitaban de rescate. Pero recibieron miles de millones de dólares en efectivo y en apoyo crediticio, y las autoridades guardan en secreto los detalles de esa operación, reveló esta semana el Centro Canadiense de Alternativas Políticas (CCPA), uno de los puntos focales de Social Watch en el país norteamericano.

La sesión 144 de la CIDH.
(Foto: HRBrief)

En los últimos 30 años, más de 600 mujeres y niñas aborígenes fueron asesinadas o desaparecidas en Canadá. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) atendió el asunto por primera vez a petición de la Asociación de Mujeres Nativas de Canadá (NWAC), la Alianza Feminista Canadiense para la Acción Internacional (FAFIA, uno de los puntos focales de Social Watch en ese país) y la Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Miami.

Jim Stanford, (Foto: CAW/TCA)

El gobierno de Canadá asegura que la economía nacional se ha recuperado por completo de la recesión, cuyas consecuencias no fueron tan severas como en otros países. Pero ambas afirmaciones son falsas porque no toman en cuenta el crecimiento de la población, según el cálculo del Canadian Centre for Policy Alternatives (CCPA, uno de los puntos focales de Social Watch en ese país).

Refinería en Strathcona, Vancouver.
(Foto: Imperial Oil)

Las exportaciones de combustibles fósiles de Canadá tienen la potencialidad de emitir 15% más gases invernadero que los consumidos dentro de ese extenso país, y casi cuatro veces los emitidos en el proceso de extracción y procesamiento a nivel nacional, según un estudio divulgado esta semana por el Centro Canadiense para Políticas Alternativas (CCPA).

Marc Lee. (Foto: CCPA)

El 20 por ciento más rico de los canadienses son responsables de casi el doble (1,8 veces más) de las emisiones de gases invernadero que los de menores ingresos, según un estudio presentado esta semana en Ottawa por el Centro Canadiense para Políticas Alternativas (CCPA), uno de los puntos focales de Social Watch en ese país norteamericano.

Universidad de Toronto. (Foto:
Crown International Education)

Fuentes (en inglés): Market Wire, CCPA, Northumberlandview

El financiamiento de la educación superior en centrooriental provincia de Ontario es cada vez menos equitativo y más dañino para las familias, según un estudio publicado por el Centro Canadiense de Políticas Alternativas (CCPA, uno de los puntos focales de Social Watch en este país norteamericano).

Línea de distribución eléctrica
en Manitoba. (Foto: Manitoba Hydro)

Fuente: Canadian Centre for Policy AlternativesWinnipeg Free Press.

La posible privatización de Manitoba Hydro, la empresa de electricidad y gas natural del gobierno de la provincia canadiense que le da nombre, causaría aumentos del precio de la energía y pérdida de empleos, advirtieron dirigentes sindicales al presentar un estudio al respecto que elaboró el Centro Canadiense de Políticas Alternativas (CCPA, punto focal de Social Watch en el país norteamericano).

Fuentes NSI-INS, en inglés
           Agenda, en inglés

El North-South Institute (NSI, uno de los puntos focales de Social Watch en Canadá), con apoyo de la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional (CIDA), convocó para los días 20 y 21 de este mes su foro anual, que tendrá lugar en Ottawa bajo la consigna “El futuro de la cooperación multilateral para el desarrollo en un orden mundial cambiante”.

Foto: Deb Ransom, Canada government

Un informe elaborado por el Congreso del Trabajo de Canadá (CLC, por sus siglas en inglés) y la canadiense Alianza Feminista para la Acción Internacional (FAFIA) destaca la gran disminución del apoyo del gobierno a las cuestiones de género en los cinco años en que lo el primer ministro Stephen Harper, cuyo Partido Conservador ganó el lunes su primera mayoría legislativa desde 1988, asegurándole así su reelección.

Después de la Cumbre del G-20 celebrada el pasado mes de septiembre en Pittsburg, Estados Unidos (más detalles en la sección “Noticias” de este boletín electrónico), la próxima reunión de este club de elite mundial está programada para junio de 2010 en Huntsville, Canadá. “En foco...” también dirigirá la mirada a ese país de América del Norte, centrando el perfil de este mes en Social Watch Canadá.

La Conferencia explorará las formas en que en el marco de los DDHH se pueden generar y dar forma a nuevas estrategias para el comercio, el desarrollo y la erradicación de la pobreza.