Suiza

Informe 2016

Towards a Sustainable Future: A lot of homework for Switzerland still

In December 2015, the Swiss Federal Parliament approved the 2030 Agenda for Sustainable Development as a "new universal framework in efforts to promote human prosperity and sustainable economic development and protect the environment both at home and around the world". However, in October 2015, three weeks after the adoption of the 2030 Agenda, the Government austerity programme reduced the 2017-2019 budget for international cooperation by 540 million Swiss francs (CHF), following a reduction of over 115 million CHF in 2016. Thus, despite official commitments, Switzerland saves on the back of the poorest and moves ever further away from the agreed target (0.7% of GNI to ODA). Given the apparent lack of political will in allocating adequate resources for appropriate measures at home and abroad , this report analyses the extent to which Switzerland is institutionally and strategically prepared for effective planning and implementation of the2030 Agenda.

noticias

El impacto negativo en los países en desarrollo del sistema de secreto bancario suizo, que fomenta la perjudicial evasión fiscal, la corrupción y los flujos financieros ilícitos, fue destacado por la sociedad civil suiza cuando presentó en las Naciones Unidas su informe sobre la Agenda 2030. "Suiza sigue acogiendo al mayor centro financiero offshore en el mundo", dice el informe alternativo de Alliance Sud. En 2015, los bancos suizos administraron activos extranjeros por un monto total de 2.300 millones de francos suizos.

Foto: Raffael Waldner,
Tageswoche

Peter Niggli fue honrado por la comunidad de desarrollo de Suiza con una fiesta de despedida en Berna el pasado 27 de agosto, ya que se retiró luego de diecisiete años al frente de Alliance Sud, la coalición suiza de ONG de desarrollo. Parlamentarios, funcionarios gubernamentales, periodistas y colegas de ONG expresaron su reconocimiento. Los oradores destacaron la contribución de Niggli a la decisión de Suiza de 2011 de aumentar la Asistencia Oficial al Desarrollo (AOD) al 0,5% del PIB, que es un gran paso adelante, aunque por debajo del objetivo internacional de 0.7%.

En nombre de la red Social Watch, de la cual Alliance Sud es el miembro suizo, Roberto Bissio resume la contribución de Niggli como haber enseñado una lección de compromiso.

La pregunta clave en la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Financiación para el Desarrollo, que se celebrará en Addis Abeba en julio de 2015, será cómo financiar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En setiembre de 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) concluirá los nuevos ODS globales. Las negociaciones políticas dentro del Grupo de Trabajo Abierto (GTA) han dado como resultado la elaboración de un catálogo ambicioso de 17 metas principales y numerosos submetas, todas centradas en los aspectos económicos, sociales y ambientales del desarrollo sostenible.

Campaña ciudadana para
poner límites a las multinacionales
(Foto: Philipp Rohrer/Alliance Sud)

Suiza no tiene las mejores marcas por su contribución a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en particular en algunas áreas de su política exterior. Las finanzas y la política comercial se ven impulsadas por su propio interés y, por lo tanto, contribuyen a restringir el espacio político de los países pobres. Si bien el país ha incrementado sustancialmente su presupuesto de desarrollo y –en términos comparativos a escala internacional- lleva a cabo una buena cooperación para el desarrollo pro-pobre.

Foto: Philipp Rohrer/Alliance Sud

Más de 135.000 personas exigieron al Consejo Federal y al Parlamento de Suiza, a través de la campaña "Derecho sin Fronteras", que obliguen a las multinacionales con matriz en ese país a respetar los derechos humanos y el ambiente en el mundo. La petición, cuya secretaría estuvo a cargo de Alliance Sud (punto focal de Social Watch en la nación europea), fue presentada con sus correspondientes firmas a ambos órganos.

Al informar sobre la culminación de la campaña la semana pasada, Alliance Sud aseguró en su página web que empresas suizas con numerosas filiales en todo el mundo, como Xstrata, Glencore, Syngenta, Nestlé, Danzer, Triumph y Holcim, violan los derechos humanos y contaminan el ambiente sin que sus casas matrices sean llamadas a responsabilidad.