Czech Republic

Ilustración sobre la octava ODM
por estudiantes de la Escuela
Gráfica Hollar (Praga).

Alcanzar la seguridad alimentaria –responsabilidad común del Sur y del Norte– y la promoción del trabajo decente y la electrificación universal para 2030 son, a nivel nacional, las propuestas que concentran en República Checa la atención de una amplia alianza de organizaciones no gubernamentales. Para lograr estas metas, la coalición checa de Social Watch considera necesario reconstruir la arquitectura financiera a nivel mundial.

Unemployment at ten percent, government reforms undermining the economy, antisocial and anti-family policies, corruption among politicians and capital flight from the economy into tax havens, destruction of the instruments of environmental protection, inability of the media to aptly inform on domestic and foreign affairs, low level of cooperation to address the crisis among civic activities – this is last year in the Czech Republic.

Las condiciones de vida de la población de la República Checa se deterioraron el año pasado, pero el gobierno insiste en políticas como las que arrastraron a Grecia a su actual crisis, según el quinto informe anual de la coalición nacional de Social Watch. El estudio cuestiona los recortes presupuestales y su impacto tanto en las familias como en la economía nacional. Otros puntos críticos, según el informe, son la corrupción política, la evasión fiscal, la inequidad de género y la deficiente protección ambiental.

El país es cada vez más y más dependiente de las exportaciones a los países vecinos, mientras que su déficit actual no parece haberse reducido. El Gobierno se aferra a la implementación de un modelo neo-liberal no sustentable que socava el bienestar social, y se niega a considerar políticas a largo plazo. En la actualidad, el país enfrenta amenazas tales como el empobrecimiento de los grupos de clase media y de bajos ingresos, el incremento en el desempleo y una rampante desigualdad de género. La pérdida de biodiversidad y la contaminación radiactiva son algunos de los desafíos medioambientales que deben ser evaluados de manera inmediata. Aumentar la participación en estos temas, a través de la sociedad civil, brinda alguna esperanza de que vaya a ser atendida la demanda por el cambio.
Cámara de Diputados en Praga.
(Foto: Hynek Moravec)

Fuente: Ceské Noviny

El Informe de Social Watch 2010, publicado la semana pasada en Praga, critica a las autoridades de la República Checa por el recorte de prestaciones sociales y por algunas propuestas del gobierno que podrían precipitar a familias de bajos ingresos hacia la pobreza, informó el diario Ceské Noviny

Syndicate content