Debido a la importancia que tiene para promover la igualdad de género, el ODS5 llama al reconocimiento y valoración del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado a través de la provisión de servicios públicos, infraestructura y políticas de protección social, y la promoción de responsabilidades compartidas dentro de los hogares y las familias, según las capacidades nacionales (meta 5.4). Adicionalmente, el cuidado es un tema transversal a todos los ODS.

Todavía existe una brecha de género grande en el tiempo dedicado a las actividades domésticas y de cuidado. El peso enorme del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado en la vida de las mujeres es la consecuencia de lo que definimos como la injusta organización social del cuidado. Esto refiere a la desigual distribución de responsabilidades por un lado entre Estado, mercado, hogares y comunidad, y por el otro entre varones y mujeres.

Perú se vio afectado por desastres naturales en 2017, cuando las fuertes lluvias e inundaciones afectaron a 21 de sus 25 departamentos. Miles de familias aún viven en tiendas de campaña y muchas escuelas y hospitales no se han recuperado por completo. De hecho, muchas familias aún no han recuperado sus casas, destruidas por un terremoto en 2007, ¡hace más de diez años!

Perú es parte del "Anillo de Fuego" alrededor del Océano Pacífico, propenso a los terremotos y la actividad volcánica. Es más vulnerable a las alteraciones inducidas por el cambio climático en las corrientes oceánicas, causando inundaciones en el norte del país y sequía en el sur y el centro. Según el informe del Grupo Red de Economía Solidaria del Perú (GRESP) y la red intercontinental para la promoción de la economía social y solidaria (Ripess) "la falta de planificación en el uso de la tierra para la vivienda y ocupaciones lideradas por delincuentes de terreno inadecuado para establecer los barrios marginales empeoran el problema. Capturado por la corrupción, el estado peruano es demasiado débil para implementar políticas públicas, prevención de riesgos, asistencia de emergencia o rehabilitación y reconstrucción ".

El informe sobre Suiza de la coalición de ONG Alliance Sud afirma que: "La política económica exterior suiza y su política financiera y fiscal internacional aún están lejos de tener suficientemente en cuenta los requisitos de la Agenda 2030". Tras una visita a Suiza, el experto independiente de la ONU sobre deuda externa y otras obligaciones financieras Juan-Pablo Bohoslavsky llamó la atención en un informe al Consejo de Derechos Humanos sobre las deficiencias en la prevención de flujos financieros injustos y problemas en el área de impuestos corporativos internacionales: "Los privilegios suizos para las corporaciones multinacionales ... crean incentivos masivos para las transferencias de ganancias a Suiza y ayudan a privar a los países en desarrollo de posibles ingresos fiscales en cientos de miles de millones". Alliance Sud observa que "en la reforma prevista del impuesto corporativo, el Consejo Federal planea abolir privilegios fiscales, pero tiene la intención es reemplazarlos con medidas que finalmente tendrán el mismo efecto: para las corporaciones multinacionales seguirá siendo atractivo a efectos fiscales transferir las ganancias del exterior -en particular de los países más pobres- a Suiza".

Bajo el lema "Imagining Gani", el 11 de marzo, Social Watch Filipinas rindió homenaje a Isagani Serrano, quien falleció el pasado 22 de febrero. Gani fue co-coordinador de Social Watch Filipinas y colaborador de los informes nacionales de Social Watch durante varios años. Fue presidente del Movimiento de Reconstrucción Rural de Filipinas (PRRM por su sigla en inglés) y autor de numerosos artículos e informes sobre clima y justicia social.

La Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular, el ODS-5 ("Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas") es un ambicioso intento de establecer un marco de política mundial que, si se aplica íntegramente, quiere lograr la igualdad de género de manera transformadora. Sin embargo, a pesar de algunos progresos, todavía queda mucho camino por recorrer en áreas como la mejora del acceso a la atención médica, la educación, la higiene y la calidad de vida general de la mujer

Syndicate content